Criterio, perseverancia y humildad

gimnasioLÓPEZ DEL CAMPO, Roberto.

Criterio, perseverancia y humildad son los tres compañeros de viaje de los pocos afortunados que han conseguido convertir sus sueños en realidad.

Criterio entendido como juicio, conocimiento, discernimiento, cordura, razonamiento, sensatez, sabiduría y razón. Nada más y nada menos. Años de formación y experiencias te dan esta cualidad. No hay atajos. “Ningún conocimiento humano puede ir más allá de su experiencia”. John Locke.

Perseverancia entendida como persistencia, firmeza, entereza, paciencia, tenacidad, empeño, tesón, voluntad, lealtad e insistencia. Nada fácil de conseguir. No se puede bajar la guardia. En el día a día. Es una carrera de fondo. “Muchos fracasos de la vida han sido de hombres que no supieron darse cuenta de lo cerca que estaban del éxito cuando se rindieron”. Thomas Alva Edison.

Humildad entendida como respeto, sencillez y llaneza. Sin duda, la más difícil de conseguir. “Lo sabe todo, absolutamente todo, figúrense lo tonto que será”. Miguel de Unamuno.

Una receta fácil de prescribir pero difícil de cumplir. Se requieren la interacción constante de las tres variables. La falta de solo una de ellas, nos conduce al fracaso.

Ponerlas en práctica puede resultar hasta sencillo, durante un par de días o semanas. Lo verdaderamente complicado es mantener la fórmula durante meses, años; sin recibir siquiera un refuerzo positivo. Vivimos rehenes de la tiranía de la inmediatez. Todo lo que no provoque resultados inmediatos, no sirve. El periodo de prueba dura días, semanas o en el mejor de los casos meses. La exigencia de logros es inmediata. No hay tiempo para la reflexión, deliberación, meditación, introspección, razonamiento o madurez. Todo esto requiere demasiado tiempo. Un tiempo imprescindible para poner en práctica la fórmula conocida pero milagrosa: criterio, perseverancia y humildad.

Anuncios