De qué depende la decisión de cooperar

cohesion grupal

LÓPEZ DEL CAMPO, Roberto.

Una de las preocupaciones de los entrenadores en los deportes colectivos es conseguir que el equipo tenga un sentimiento de unión y que cada uno de sus miembros tenga un sentimiento de pertenencia al grupo. De la existencia de estos sentimientos va a depender en gran medida el grado de cohesión grupal del equipo. A mayor cohesión mayor será la eficacia en el desarrollo del juego (Leo, García Calvo, Sánchez Miguel y Parejo, 2008).

Según Elster (1990), cuando un jugador trata de decidir cuál debe ser su grado de participación dentro del equipo puede adoptar dos actitudes en función de la percepción del nivel de cooperación existente dentro del grupo. Si piensa que la mayoría de los compañeros cooperan, él también colaborará. Pero si por el contrario, piensa que no existe cooperación, él no se sentirá obligado a colaborar. No obstante, el razonamiento puede ser distinto, de tal forma que piense que si la mayoría de los integrantes del equipo cooperan, ya no hace falta que él lo haga.

Otros autores como Pruitt (1998) establecen que en las decisiones de cooperación influyen una serie de variables que pasamos a detallar:

  • La motivación, que a su vez dependerá de:
    • Cómo se estructuren los incentivos en el grupo.
    • Valores sociales arraigados.
    • Sentimiento de pertenencia al grupo.
    • Continuidad de la relación con el grupo.
    • Experiencias anteriores.
  • La conducta actual o esperada del resto del grupo, que dependerá de la confianza que se tenga de los miembros del grupo.
  • El control social a través de la interiorización de normas culturales y la aceptación voluntaria de las mismas.
  • Comunicación entre las partes que resulta clave para:
    • Recordar las normas de cooperación.
    • Presionar para seguir dichas normas.
    • Capacidad de compromiso con las mismas.
    • Promover la identidad grupal.
  • El tamaño del grupo, siendo más probable la cooperación en grupos pequeños.
Anuncios