La motivación es el motor del aprendizaje

CR7 se lamentaLa motivación es el motor del aprendizaje y el entrenador debe conseguir que todos sus jugadores mantengan altos niveles de motivación durante el entrenamiento y la competición. En el fútbol profesional, teniendo en cuenta los elevados salarios de los que se disfruta, el denominado salario emocional – vinculado directamente con la motivación – adquiere gran significado.

El entrenador debe conseguir la motivación por la vía de aumento de la autoestima de sus jugadores. El jugador va a exigir que el entrenador consiga potenciar su talento y obtener así altos grados de satisfacción personal que no se consiguen con una simple remuneración económica, por alta que esta sea. El entrenador, en este sentido, tiene que hacer visible la motivación de sus jugadores y para ello tiene que actuar él mismo con pasión. El entrenador como líder y director del equipo debe ser un motivador nato, inspirador de confianza y esperanza.

Cuando un jugador como Cristiano Ronaldo gana 17 millones de euros netos por temporada, el salario emocional adquiere pleno significado. Algunas fuentes achacan la incomodidad de Cristiano con su actual entrenador, Rafa Benítez, como una de las causas de la sequía goleadora del Real Madrid. Lo que es evidente es que Ronaldo, como muchos otros compañeros, no hizo uno de sus mejores partidos en la primera jornada de la Liga BBVA 2015-16. El entrenador madridista tiene un duro trabajo por delante: motivar a jugadores con salarios superiores a los 10 millones de euros. Para ello, lo primero que debe hacer es actuar con pasión y inspirar confianza en que el gol, tarde o temprano, llegará. Hay tanto talento como millones de euros en una plantilla que necesita, más que nunca, un motivador nato. Mourinho y Ancelotti lo fueron, ¿será Benítez capaz de conseguirlo?

Anuncios